Medicina natural para el cuerpo

     Los antibióticos naturales son aquellos remedios que provienene del mundo vegetal y son capaces de inhibir el crecimiento de los microorganismos o eliminarlos. Son responsables de evitar o curar enfermedades sin efectos secundarios.

     Al ser naturales, son más fáciles de conseguir, respetan los microorganismos que son beneficiosos para el cuerpo y los acepta sin volverse dependiente. Aquí te dejamos los más conocidos y sus diferentes usos.

     1) Ajo: Es perfecto para combatir estafilococos que son resistentes a antibióticos convencionales, además de aliviar síntomas de inflamación. Tiene propiedades anti-micóticas (mata hongos) y anti-virales, convirtiéndolo en una alternativa natural poderosa para fortalecer tu sistema inmune.

     2) Cúrcuma: Tiene propiedades antisépticas, anti-bacterianas, ayuda al metabolismo y mejora algunas alergias. Prefiérela al sazonar tus comidas y estarás fortaleciendo su sistema inmune de una manera muy sabrosa.

     3) Cebolla: Prima del ajo, posee propiedades analgésicas, anti-inflamatorias y antibióticas. Sus compuestos de azufre cooperan en su acción anti-microbiana. Actúa como antioxidante, alivia y previene estados infecciosos y gripales. Es mejor consumirla cruda, en ensaladas por ejemplo.

     4) Orégano: Según estudios del doctor Paul Belaiche de la Universidad de Paris, el aceite de orégano demostró ser el extracto más eficaz en combatir varias enfermedades bacterianas. Prefiere orégano silvestre en aceite esencial o sus hojas en infusión. Es ideal para los dolores de estómago.

     5) Semilla de pomelo (toronja): Las capacidades anti-microbianas de este producto natural parecen ser las más amplias hasta ahora descubiertas. Un estudio reseñado en la Revista de Medicina Alternativa y Complementaria descubrió que el extracto de semilla de pomelo es eficaz para eliminar hasta 100 cepas de hongos, 800 bacterias diferentes y múltiples tipos de parásitos. Además es un potente antioxidante.

     6) Miel de abejas: Altamente nutritiva, con gran capacidad anti-microbiana, tiene además propiedades analgésicas y ayuda a neutralizar toxinas. Un estudio de la revista Microbiology mostró que la miel detiene la proliferación de estreptococos, ayudando a que las heridas cicatricen.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: